Historia

¿CUÁNDO SE FORMÓ SiDUNCU?

La Asamblea Constitutiva se realizó el miércoles 26 de Junio de 2.013. Actualmente tramita su Inscripción Gremial en el Expediente 1.574.637/13 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

¿QUÉ MOTIVÓ AL GRUPO IMPULSOR DE ESTE NUEVO SINDICATO?

Este encuentro de educadoras y educadores de facultades y colegios
universitarios fue resultado de coincidencias que convergían en entender que en el actual escenario sociopolítico, tanto nacional como al interior de la UNCuyo, aparecían diferentes demandas (algunas tradicionales y otras nuevas) por parte de trabajadoras y trabajadores de la educación universitaria; y también un contexto de posibilidades de profundización y discusión respecto de mejorar las condiciones de los y las docentes, que exigía una participación responsable y que de forma a acciones específicas de acuerdo a cada situación en particular.

En otras palabras, esto implica entender la existencia de una doble instancia de relación entre patronales y organizaciones sindicales, una representada por la discusión, diálogo y confrontación (según lo exija cada momento de aplicación de políticas públicas y de respuesta a las reivindicaciones sindicales) con el Estado Nacional; y otra con la conducción universitaria local, que presenta la característica de ser elegida por los propios miembros de la comunidad universitaria, que a su vez cogobiernan a través de sus representantes en los Consejos.

Es decir, ni el reclamo es uno solo ni los ámbitos de debates son únicos; por lo tanto las tácticas de la acción sindical no deben ser uniformes, sino que deben contemplar cada coyuntura para avanzar en la consecución de mejoras integrales para la docencia.

¿POR QUÉ UN NUEVO SINDICATO DOCENTE EN LA UNCUYO?

Los docentes de la UNCuyo requerimos un nuevo sindicato. Por razones
políticas, sindicales, e incluso académicas:

En lo político, porque muchos no nos sentimos representados por cúpulas cuya identificación es lejana a la de los grandes partidos, movimientos y conglomerados que configuran las mayorías nacionales; de tal modo, la inevitable relación de decisiones sindicales con posiciones políticas nos deja fuera a enorme cantidad de docentes de
nuestra universidad. Nos interesa dentro de esa tesitura garantizar el pluralismo y por ello habrá lugar para la representación tanto de mayorías como de minorías.

En lo sindical, porque queremos sindicatos que atiendan con fuerza a las Facultades, tanto como a las escuelas dependientes de la universidad. Y que planteen reivindicaciones firmes y a la vez razonables, pues de lo contrario nunca pueden viabilizarse. Que sean capaces de diálogo tanto como de apelación a distintas herramientas de lucha, según lo que resulte útil a la táctica más eficaz.

En lo académico, una organización que nos pueda incluir en la vida
institucional, que participe de posibilidades renovadoras como lo han sido la departamentalización o la reforma del estatuto, que nos convierta en “cerebro social” de la vida universitaria sin aislamientos ni dogmatismos. Que nos haga protagonistas suficientemente actualizados de las políticas académicas de la universidad y, en lo posible, de las que lleven adelante el CIN o la SPU, enfrentándolas cada vez que no nos resulten aceptables.

Por último, cabe destacar, que SiDUNCU constituye una organización que pretende ampliar la base de representación de los docentes de la UNCuyo y promover su participación gremial activa. No ha sido creado para debilitar el peso del sindicalismo universitario, sino por el contrario, para consolidar una nueva forma de acción sindical cuya capacidad de lucha por el salario y las condiciones de trabajo se
asocie con un pensamiento informado, actualizado y crítico sobre las políticas universitarias que nos afectan.

¿POR QUÉ SiDUNCU ADHIERE A CONADU Y A CTA DE LOS TRABAJADORES?

Nacida en Córdoba el 17 de Noviembre de 1.984, CONADU (Federación
Nacional de Docentes Universitarios) es la Federación madre del Sindicalismo Universitario Argentino hasta que, en 2.001, se quebró la unidad sindical y surgieron otras organizaciones asociadas a la denominada CONADU Histórica.

Entre el 2.004, año de inicio de las negociaciones paritarias de los docentes universitarios con el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) y hasta la fecha, se firmaron 12 acuerdos que permitieron: el blanqueo del total de las remuneraciones docentes, la recomposición del nomenclador (relación entre la categoría testigo,
Ayudante de 1ra y la de Profesor Titular) desde 1: 1,52 al 1:1,7 (con meta final en 1: 1,8), una importante recomposición salarial (cuya meta y bandera histórica de CONADU sigue siendo la media canasta familiar para el cargo testigo) y la Ley de Jubilación con el 82% móvil. CONADU participó activamente en cada uno de esos
acuerdos, desde el 2.007 acompañada de FEDUN, CTERA y UDA (que nuclean casi el 57% de los docentes universitarios argentinos) a los que se le suma FADGUT desde el 2.009 (llegando casi al 70%). Por su parte CONADU Histórica (el 30% restante) sólo firmó 2 de esos acuerdos: el del 2.009 y el del 2.011.

En los acuerdos, además de los logros mencionados, se obtuvieron: los
programas de Capacitación Gratuita Docente y de Capacitación Gratuita en Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo; el reconocimiento de adicionales por Doctorados, Maestrías y Especializaciones; el PROFITE (programa de becas para finalización de tesis); el establecimiento de Garantías Salariales para los cargos preuniversitarios; el Programa de Fortalecimiento de la Docencia Universitaria en los Primeros Años y la apertura de negociaciones para el establecimiento de la Carrera Docente y de la redefinición del nomenclador para los docentes pre-universitarios.