DSC_0046

Sin oferta salarial seria comienza el conflicto

La Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) convocó  a paritarias sin llevar una propuesta seria que pueda ser analizada por las federaciones docentes e inició así el conflicto.

Frente un gobierno que pretende imponer un techo salarial a los 190 mil docentes e investigadores de las 57 universidades públicas del país -en línea con las políticas de ajuste hacia la educación superior, la ciencia y la tecnología- la CONADU convocó a un Congreso Extraordinario para el 20 de marzo en el que se definirá el plan de lucha a seguir.

“Hoy el foco central es la cuestión salarial y, en función de la situación que vivimos el año pasado y en vísperas de generar una discusión seria, nos parece importante la aplicación de mecanismos de actualización. La cláusula gatillo debe estar en la paritaria 2018”, destacó durante su intervención Carlos De Feo, Secretario  General de CONADU.

El proceso inflacionario desatado por el gobierno nacional, con los tarifazos, la devaluación cambiaria, las tasas de interés y toma de deuda para financiar gastos corrientes y la fuga de capitales, marca claramente que la pauta del 15% que estableció para 2018 será completamente sobrepasada, como ya se percibe a partir de los indicadores de enero y febrero.

Ante esta situación la CONADU exige la activación de la cláusula gatillo que el gobierno se comprometió a establecer con su firma en la negociación de 2017. A su vez, de cara a la paritaria 2018, la CONADU rechaza de plano el intento del gobierno de imponer un techo salarial del 15% para los trabajadores, que a todas luces consolida el ajuste y la pérdida de poder adquisitivo. Finalmente, al mecanismo de actualización automática para no deteriorar el salario se suma el reclamo por la jerarquización contemplada en el Convenio Colectivo de Trabajo de la Docencia Universitaria, para recuperar la pérdida salarial de 2016 donde la inflación superó el 40%.